Todo indica que se viene un otoño más cálido de lo normal