Viñateros dicen que se busca enmascarar abuso de posición dominante de las grandes empresas